PROGRAMA DE RESTAURACIÓN DE BOSQUE NATIVO

 

Problema inicial (con sus indicadores)

La selva valdiviana costera (sur de Chile) ha retrocedido fuertemente dando paso a matorrales secundarios que en suelos degradados por el sobrepastoreo o el monocultivo reiterado, son dominados por malezas agresivas como el espinillo. La reconstitución natural del bosque no es posible, lo que ha significado: a) pérdida de biodiversidad, por exclusión de vegetación nativa e introducción de especies exóticas (espinillo con 28.000 individuos/ha) que invaden tierras de cultivo; la pérdida de habitat excluye la fauna silvestre. El matorral nativo (44 especies con diversidad H'=0,830 bits) es más diverso que los rodales de pino (3 especies con diversidad H'=0,259 bits) ; b) pérdida del recurso paisaje, por reemplazo del valioso paisaje boscoso por paisajes uniformes y monótonos de espinillo y plantaciones de pino insigne. Estudios del CEA comprobaron que el pino insigne tiene bajo valor de valoración  promedio (EF=6,36). El bosque nativo tuvo alta valoración (EF=12,5); c) disminución del recurso hídrico. Los campesinos del área han ido perdiendo sus vertientes y napas freáticas. En Isla del Rey existe déficit de agua doméstica (inexistente hace 40 años), sólo mantienen vertientes quienes aún poseen restos de vegetación nativa. Estudios hidrológicos indican que los pinos consumen enormes cantidades de agua, aumentan la escorrentía y modifican el microclima, mermando la disponibilidad de agua; d) gran déficit de leña para los campesinos. La leña aumenta sostenidamente su precio. Los habitantes del Estuario tienen crecientes dificultades para proveerse de leña. Usan espinillo como fuente energética en una labor lenta y riesgosa ya que deben quemarlo previamente antes de cortarlo.

 

Principales causas del problema

El avance de la frontera agrícola en el siglo pasado (1850-1900), el uso del bosque nativo del estuario como leña para una industria siderúrgica local (Corral 1920-1950), la sustitución del bosque nativo por pino insigne (1960-actual), el uso de leña para consumo doméstico (1850-actual) y los incendios forestales  (1950-actual).

 

Objetivos del programa

(a) Restaurar zonas alteradas mediante viveros y estrategias fitosociológicas, (b) plantar bosquetes dendroenergéticos, (c) crear una brigada forestal mixta para prevenir y combatir incendios a nivel comunal,  (d) sensibilizar a los niños con un programa de educación ambiental en todas las escuelas del estuario.

 

Localización, beneficiarios y financiamiento

El programa se desarrolla en Isla del Rey comuna de Corral, provincia de Valdivia, X Región de Chile y los beneficiarios directos son familias de campesinos y pescadores del estuario del río Valdivia y niños de las escuelas básicas rurales. Ha sido financiado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD/PPS/GEF), Fondo de las Américas y la I. Municipalidad de Corral. Actualmente por el Programa de Manejo de Ecosistemas del CEA.

Capacitación de beneficiarios en viverización
Cursos de capacitación para profesores
Inicio de la restauración  1997
Restauración en 2003

Elementos innovativos en la solución propuesta

El proyecto ha desarrollado dos elementos innovativos: a) un modelo de restauración de la selva valdiviana. Esta es la primera experiencia en Chile y una de las pocas en América Latina, que intenta reconstruir el bosque con criterio fitosociológico, vale decir permitir que mediante técnicas silviculturales el bosque original (con su estructura y composición vegetacional específica) se restaure. No es lo mismo reforestar que restaurar. b) Un modelo de prevención de incendios forestales, basado en la creación de brigadas forestales comunitarias. Esta es una experiencia inédita en Chile y las instancias vinculadas al problema de los incendios forestales como la CONAF han apreciado y valorado esta iniciativa.

Mediciones en 1997
Brigada de incendios comunitaria
Mediciones en  2003